¿Qué es un absceso dental?

El absceso dental es una acumulación de material infectado en forma de pus o tejido de granulación que se desarrolla dentro del hueso a nivel de las raíces de los dientes.

Los abscesos pueden aparecer en la boca en forma de flemón o fístula dental.

El flemón se trata de una inflamación notoria de la zona donde se ha producido la infección, en cambio, la fístula aparece en la boca como un grano de pus a través del cual el propio pus va drenando.

¿Cómo se forman los abscesos?

Los abscesos se forman derivados de un problema que causa una infección. Esta infección originada por bacterias cursa con inflamación, que no es nada menos que una cavidad llena de pus.

Los abscesos pueden formarse rápidamente, dando sintomatología en escasos días.

¿Qué tipos de abscesos existen?

Depende del origen de la infección podemos diferenciar dos tipos de absceso:

  • Absceso periodontal: se origina por un problema en las encías y la infección se sitúa al lado de la raíz del diente. Se da en casos de problemas crónicos o agudos periodontales donde existe una gran pérdida ósea alrededor del diente, por lo que la posibilidad de acumular bacterias en esta zona es mayor.
  • Absceso periapical: se origina a raíz de una caries dental no tratada o de una reconstrucción profunda. Incluso puede aparecer el absceso tras un tratamiento de conductos (endodoncia) fracasado. La infección, en este caso, se sitúa a nivel del ápice del diente, es decir, al final de la raíz.

Síntomas

  • Dolor: la intensidad del dolor varía desde un dolor leve a dolor intenso
  • Molestias al masticar o a la presión de la zona
  • Puede cursar con fiebre o malestar
  • Hinchazón
  • Inflamación de los ganglios linfáticos situados debajo de la mandíbula
  • Mal aliento o mal sabor de boca
  • Molestias al tragar

Tratamiento

Si la infección no se trata puede dañar el hueso que existe alrededor, incluso puede dañar los dientes circundantes.

El tratamiento de urgencia puede ser drenar el absceso, pero para conseguir eliminarlo definitivamente deberemos tratar el problema que lo ha ocasionado.

  • Absceso periodontal: realizar tratamiento de las encías
  • Absceso periapical: eliminar la caries y realizar tratamiento de conductos. En el caso de que sea una reinfección de un tratamiento de conductos antiguo valorar si se puede realizar uno nuevo.

Existen casos en los que el diente no podrá tratarse con ninguno de estos tratamientos y para eliminar la infección se deberá realizar la extracción del mismo.

En ciertos casos, puede ser necesario administrar algún tipo de medicamento para evitar que la infección se propague.

Prevención

La prevención es lo más importante. Para una correcta prevención sigue las siguientes pautas:

  • Higiene dental eficiente. Cepilla tus dientes 3 veces al día, con una pasta dental adecuada y refuerza el cepillado con el uso del hilo dental.
  • Reduce la ingesta de azúcares
  • Bebe abundante agua
  • Realiza tus revisión dentales periódicas y con ellas tu higiene dental
  • Sigue los consejos de tu dentista, cada boca debe tener unos cuidados determinados

Acude a la Clínica Dental Torroella & Martínez si tienes dudas acerca de una posible infección en tu boca. Nuestra primera visita es gratuita y realizaremos un correcto diagnóstico de tu estado bucal actual.

Compartir:

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button930 185 528