Cómo rejuvenecer nuestra piel

El uso del ácido hialurónico se ha convertido en un tratamiento complementario para ayudarnos a mejorar nuestra sonrisa y nuestro aspecto facial. Con ello sentiremos una piel más hidratada, tersa y luminosa.

¿Qué debemos saber del ácido hialurónico? 

Químicamente esta sustancia se describe como un polisacárido del tipo de los glucosaminoglucanos, este elemento es importante en el mantenimiento estable de las articulaciones. El ácido hialurónico de manera habitual se encuentra concentrado en las articulaciones, en los cartílagos, en el líquido sinovial y en la propia piel. 

Su propiedad característica es la de retener grandes cantidades de agua, por lo que es un elemento útil para hidratar. Esta absorción de agua también ayuda en el transporte de los nutrientes a las células y eliminar residuos.

Con el paso de los años, el ácido hialurónico va desapareciendo de nuestro cuerpo, lo que ocasiona, entre otros, problemas articulares, envejecimiento de la piel, lo que lleva a la aparición de arrugas y a una perdida de firmeza de la misma.

¿Cuáles son sus usos?

Su uso dentro de la medicina es variado. Podemos darle un uso cosmético o terapéutico.

Dentro de los usos terapéuticos, lo podemos aplicar en forma de gel, como cicatrizante para heridas o úlceras que puedan aparecer en la boca, tanto por el roce de una prótesis o por una bajada de defensas. Es capaz de actuar tanto a nivel de las mucosas como de la piel, formando una capa protectora que ayudará a regenerar la zona dañada. Ayuda también a disminuir el tipo de prostaglandinas que causa la inflamación. Sus presentaciones a nivel tópico son en crema o en gel. 

A nivel articular, mediante el uso de inyecciones de ácido hialurónico, se ha visto que mejora la función y disminuye las molestias debido a su acción lubricante, que disminuye la fricción entre las superficies y su acción antiinflamatoria.

La mayor aplicación de este producto se hace en la rama estética ya que actúa como relleno, eliminando las arrugas, alisando los pliegues y dando volumen. Es uno de los materiales de relleno más utilizados, por ser un producto seguro y efectivo. Es una sustancia que se reabsorbe lentamente, por lo que su efecto es reversible. Su durabilidad oscila de los 3 a los 18 meses.

Sus usos son varios: desdibujar el llamado “código de barras” que se produce alrededor de los labios, rellenar los surcos nasogenianos, relleno de labios para dar volumen y perfilarlos, eliminar arrugas del mentón, corregir asimetrías, mesoterapia para hidratar la piel, etc.

La técnica se produce con infiltraciones del producto en la zona a rellenar, viendo los resultados inmediatamente. Para evitar cualquier tipo de molestias se aplica anestesia local previamente.

Tras las infiltraciones con ácido hialurónico se puede producir una leve inflamación, que irá disminuyendo con el paso de los días. Sus resultados son naturales y armónicos, siempre que se estudie los parámetros estéticos generales, así como las características especiales de cada persona, para conseguir una correcta armonía.

Este tipo de tratamiento sólo puede ser llevado a cabo por el personal sanitario especializado en ello. En Clínica Dental Torroella & Martínez contamos con especialistas en medicina estética facial que nos ayudarán a terminar de crear una sonrisa más armónica y juvenil.

Compartir:

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button930 185 528