¿Cómo se forma la placa dental?

La placa dental es una película que se va formando sobre las superficies de nuestros dientes y encías. Es un residuo en algunos casos transparente, blanquecino o ligeramente amarillento y con una consistencia pegajosa. La placa bacteriana es una combinación de saliva, restos alimenticios y azúcares que ensucian nuestros dientes. Se tiende a acumular no sólo en las superficies más visibles, sino sobre todo en las más escondidas como son caras interproximales  de los dientes, surcos o fosas profundas.

¿Cómo se forma?

Se forma a través de diversos microorganismos. Estos microorganismos se alimentan de alimentos como los carbohidratos, azúcares, pequeños restos de alimenticios y saliva que ayudan a que se formen. Cuando los microorganismos gastan su energía en consumir todo este azúcar y carbohidratos es cuando se produce una reacción química para formar un ácido que es lo que hace finalmente que la placa bacteriana se vuelva pegajosa y se quede adherida al diente.

Con el paso del tiempo si no eliminamos la placa, serán los ácidos los precursores de iniciar la caries dental, irritación de las encías o pérdidas de hueso en los casos más graves.

¿Cómo se si tengo placa dental acumulada?

Podemos notar que tenemos placa acumulada cuando empezamos a sentir que nuestros dientes están rugosos y no son una superficie lisa y brillante. De la misma manera, la placa acumula puede originar varios problemas como es la gingivitis (inflamación y sangrado de las encías) y halitosis por el cúmulo de bacterias.

Si la placa dental permanece en la boca durante varios días o semanas, esta placa va a tender a calcificarse y a formar placas de sarro o cálculo dental. La acumulación de sarro puede llevar a otros problemas como son la pérdida de hueso y encía alrededor del diente.

¿Cómo eliminar la placa dental?

La mejor forma de controlar la aparición de placa bacteriana es llevar una higiene dental completa y realizar revisiones regulares al dentista, para que en el caso de que sea necesario, poder realizar higienes dentales en la clínica y eliminar cualquier resto de placa o sarro y así evitar posibles problemas.

Para llevar una higiene completa en casa debemos cepillarnos al menos dos o tres veces al día durante dos minutos. Es imprescindible usar el hilo dental, ya que el cepillo dental hay sitios donde no podrá acceder. Por último debemos completar nuestra higiene con un buen enjuague bucal. De esta manera nos aseguramos que estamos eliminando cualquier residuo de placa dental. En combinación de tu constancia con la higiene y las higienes dentales realizadas en tus revisiones al dentista podrás mantener tu boca sana y limpia.

Mantén tu boca sana con nosotros, te esperamos en la Clínica Dental Torroella & Martínez.

Compartir:

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies