Higiene dental

Como mantener unos dientes perfectos

Rate this post

Para mantener unos dientes perfectos vamos a darte los mejores consejos:

1. Realizar un cepillado correcto

 

  • Mantener un orden.

Sabemos que hay que cepillarse los dientes siempre después de las comidas, pero, ¿realmente lo hacemos de manera correcta?

Muchos se cepillan de manera rápida y desordenada, por lo tanto no se consigue una buena higiene bucal. Para no dejarse dientes olvidados, hay que seguir un orden: empezar por la arcada superior derecha, primero por fuera (vestibular), luego por dentro (palatino) y terminar por la superficie con la que masticamos (oclusal). Se deben repetir estos movimientos siguiendo las agujas del reloj en la boca.

  • Movimientos lentos y suaves.

Así conseguiremos limpiar la superficie del diente sin dañarla. No por hacer más fuerza se van a conseguir mejores resultados. Generar un exceso de fuerza puede provocar un esmalte más vulnerable, pudiendo llegar incluso a producir desgaste del mismo en las zonas más críticas, como es la zona del cuello del diente (la zona que delimita con la encía). La técnica de cepillado debe ser suave y lenta, evitando los movimientos horizontales más agresivos para los dientes y encías. Se recomienda colocar el cepillo en un ángulo de 45º con la encía, y realizar movimientos verticales de la encía hacia el diente o movimiento circulares.

  • No olvidar los espacios interdentales y la lengua.

Los espacios entre dientes suponen el 35% de la superficie dental. Es una de las zonas más susceptibles de acumular placa dental, y por consecuencia, de padecer caries u otro tipo de enfermedades.

El hilo dental debe insertarse entre los dientes fácilmente o con un poco de presión pero con cuidado de no lesionar las encías. Se debería realizar al menos una vez cada día junto a tu rutina de cepillado.

Para la higiene de la lengua, es recomendable utilizar un raspador de lengua todas las mañanas ya que ayuda a remover la placa bacteriana que se forma en ella durante la noche.

Una de las principales causas del mal aliento es la acumulación de bacterias en la lengua, el raspado diario ayudará a reducir ese mal aliento.

2. Cambiar tu cepillo de dientes y elegir el correcto.

Es importante cambiar el cepillo de dientes o cabezal de tu cepillo eléctrico cada dos o tres meses, de lo contrario, lo único que lograrás es mantener bacterias en tu boca.

A la hora de elegir el cepillo dental es importante escoger uno que no sea demasiado duro, ya que podrías dañar los dientes y encías.

3. Elegir una buena pasta dental.

Existen infinidad de pastas dentales, cada una con unas características diferentes e indicadas para unas necesidades concretas. Lo recomendable es que consultes con tu dentista de confianza qué tipo de pasta puedes utilizar, después de valorar tu estado de salud oral, para que te recomiende la mejor para ti.

4. Mantener unas encías sanas.

No solo los dientes marcan una sonrisa perfecta, también las encías son importantes. Por eso deben tener un aspecto saludable. El color rosa pálido nos indicará que tenemos unas encías sanas y sin ningún indicio de enfermedad periodontal como gingivitis o periodontitis.

5. Alinear los dientes.

Tener unos dientes perfectamente alineados es importante desde un punto de vista estético, pero también es fundamental para mantener una buena salud bucodental y prevenir enfermedades. Garantiza menos desgastes, evita el trauma oclusal, evita una mala masticación y favorece la correcta higiene oral previniendo de la caries.

6. En el caso de pérdida dental es recomendable reemplazar la pieza.

De esta manera, evitaremos que con el paso del tiempo el resto de dientes se muevan, se desalineen o se separen para ocupar el espacio que ha quedado vacío.

7. No fumar

Fumar produce una disminución de la cantidad de saliva y de la capacidad de combatir infecciones orales, así como mal aliento.

8. Mantener una alimentación saludable.

Los nutrientes son la base de una buena alimentación, no solo para nuestro cuerpo sino también para tener unos dientes y encías sanos.

Si también quieres evitar que a tus dientes les salgan manchas o se oscurezcan, te recomendamos reducir el consumo de bebidas como el café, el vino tinto o el té.

9. Evitar el consumo de azúcar

Está demostrado que cuando se reduce el azúcar y otras fuentes de hidratos simples que fermentan con facilidad, se reduce el riesgo de caries.  No es sólo la cantidad de azúcar que comes, sino la frecuencia y la textura de los alimentos lo que aumenta el riesgo de desarrollar caries dental. Por lo cual te recomendamos que evites los alimentos pegajosos o que se disuelvan con lentitud.

10. Beber agua.

El consumo diario de agua debe ser de 1,5L. Nos ayudará a mantenernos hidratados y a eliminar toxinas.

 

11. La prevención es la clave para mantener la salud bucal

Las revisiones periódicas de tus dientes son vitales. Aunque los limpies y los cuides, siempre es recomendable visitar a tu dentista al menos una vez al año. Acudir al dentista te permitirá saber si tu boca está en perfecto estado y te ayudará a prevenir problemas futuros.

Las limpiezas bucodentales profesionales también son importantes realizarlas con asiduidad. Los expertos tienen la formación y el instrumental adecuado para llegar a todas esas zonas de la boca que el cepillo no puede alcanzar.

Si sigues nuestros 11 consejos podrás conseguir un estado de salud oral óptimo.

Compartir:

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button930 185 528