¿Cuándo llevar a mi hijo al dentista?

¿Cuándo es el momento ideal para llevar por primera vez a nuestro hijo al dentista?

Es una pregunta muy frecuente entre los padres. Lo que se recomienda actualmente es llevar a los niños al dentista una vez hayan cumplido el primer año de vida o dentro de los seis primeros meses desde que les haya salido su primer diente.

De esta manera, se les habitúa a los niños a que la visita al dentista es algo rutinario y agradable. De la misma manera, podemos comenzar con medidas preventivas tanto en técnicas de higiene, alimentación o instruyendo en que hábitos pueden ser nocivos para el desarrollo de sus dientes.

Es alrededor de los 30 – 36 meses cuando un niño puede presentar todos sus dientes de leche o temporales en boca.

¿Por qué son importantes las revisiones periódicas al dentista de nuestro hijo?

En la revisión, el odontólogo realizará una inspección de los dientes, encías y observará el crecimiento del área peribucal.

Observará los siguientes puntos:

  • Presencia de caries
  • Color y estado de los dientes
  • Color y estado de las encías
  • Presencia de placa bacteriana
  • Visualización del estado y desarrollo de la oclusión
  • Visualización del crecimiento del maxilar y mandíbula
  • Presencia de hábitos perniciosos en el tiempo como: succión digital, uso prolongado del chupete, succión de elementos externos de manera habitual, interposición lingual o labial, deglución atípica, presencia de frenillos cortos, etc.
  • Hábitos de alimentación
  • Instrucción de higiene oral

Gracias a la revisión periódica de nuestros pequeños podremos prevenir diversas patologías y hacer que los dientes de leche se mantengan en boca hasta que sean exfoliados de manera natural por los dientes permanentes.

¿Por qué es importante mantener un diente temporal?

Muchos padres piensan que un diente temporal no vale la pena conservarlo cuando está dañado, ya que es un diente que se va a caer en un periodo de tiempo corto. Esto es totalmente un error. Los dientes temporales juegan un papel muy importante en el desarrollo correcto de la dentición permanente.

El diente temporal juega un papel muy importante a la hora de mantener el espacio para el diente permanente. Este es uno de los principales motivos para mantenerlos en boca hasta que el diente permanente erupcione. Es por esta razón que siempre que un diente temporal tenga una caries debemos realizar un empaste sobre el mismo. De esta manera, si no se pudiese reconstruir el diente por esta muy destruido, y el especialista decide extraerlo, es conveniente realizar un aparato que nos ayude a mantener el espacio del diente perdido, para que el diente definitivo, que va a erupcionar, ocupe el lugar que le corresponde.

De la misma manera, siempre es aconsejable restaurar un diente temporal con caries porque pueden ocasionarle molestias al niño y si se produce una infección puede afectar al diente permanente que se encuentra debajo de él.

Prevención de la caries

Nos encontramos en los niños, que la limpieza de los dientes es mucho más escasa y deficiente que en el caso de los adultos, como es normal. Por ello se recomienda fomentar al máximo el hábito de la higiene dental supervisada por un adulto hasta los 8 años de edad, ya que se entiende que a esa edad, por sí solo debe realizar la técnica de cepillado correcta.  Se recomienda intentar evitar el consumo de alimentos altos en azúcar e hidratos de carbono como la bollería, galletas, zumos, etc., ya que todos ellos hacen que aumente el riesgo de sufrir caries. Por último, es muy importante el uso de una pasta dental adecuada a su edad, con las cantidades de pasta necesarias.

Como curiosidad os dejamos una estimación de las edades de erupción de los dientes temporales

Incisivos centrales Superiores: Erupción 8-12 meses. Pérdida 6-7 años.
Incisivos laterales Superiores: Erupción 9-13 meses. Pérdida 7-8 años.
Caninos Superiores: Erupción 16-22 meses. Pérdida 10-12 años.
Primer molar: Erupción 13-19 años. Pérdida 9-11 años.
Segundo molar: Erupción 25-33 meses. Pérdida 10-12 años.
Incisivos centrales Inferiores: Erupción 6-10 meses. Pérdida 6-7 años.
Incisivos laterales Inferiores: Erupción 10-16 meses. Pérdida 7-8 años.
Caninos Inferiores: Erupción 17-23 meses. Pérdida 10-12 años.
Primer molar Inferior: Erupción 14-18 meses. Pérdida 9-11 años.
Segundo molar Inferior: Erupción 23-31 meses. Pérdida 10-12 años.

Todos estos datos son datos orientativos y cada niño sigue unos patrones relacionados con su desarrollo.

En Clínica Dental Torroella & Martínez apostamos por la prevención de los más pequeños.

Compartir:

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button930 185 528