Implantes dentales ¿qué debo saber?

El implante dental es la mejor opción cuando buscamos la forma de sustituir el diente o dientes que hemos perdido. El implante dental es un elemento sanitario, el cual está constituido por titanio y recibe la forma de un tornillo, que hará la función de la raíz del diente. El titanio es el material más utilizado en los implantes debido a su alta tasa de biocompatibilidad, por lo que reduce de manera significativa el rechazo por parte del organismo. Del mismo modo, el titanio tiene un gran poder de fijarse al hueso y mediante una serie de tratamientos que recibe la superficie del implante consigue darnos la misma sensación de firmeza que tenemos con nuestros propios dientes. Este proceso mediante el cual el implante se adhiere al hueso se denomina: osteointegración.

A la hora de colocar un implante se deben tener varios aspectos en cuenta: 

  • Realizar un correcta extracción del diente. Hay que ser cuidadosos a la hora de la extracción para intentar conservar todo el hueso de alrededor, el cual nos servirá de base para que se forme hueso en la cavidad que dejará el diente extraído, y así colocar el implante. 
  • Limpiar bien el lecho de la extracción para evitar restos de infección o de cualquier quiste remanente. 
  • Estudiar el espacio que tenemos para colocar el implante en el hueso. Después de una extracción el hueso de la zona siempre se reduce un poco. Debemos controlar que anchura y altura de hueso tenemos para colocar un implante en relación a este espacio. Así mismo, cuando hace tiempo que hemos perdido un diente, el hueso va disminuyendo, por eso en el momento de colocar un implante puede ser necesario realizar una radiografía en 3D para poder medir el hueso remanente y si vamos a necesitar colocar algún tipo de biomaterial para regenerar la zona.
  • Se debe conocer el espacio que queda para poner el “diente” ficticio sobre el implante. Si hemos perdido un diente hace tiempo, los dientes adyacentes pueden desplazarse cerrando parcialmente el espacio, e incluso el antagonista se puede extruir ocupando un espacio que no le corresponde. Todo ello pudiendo ocasionar problemas de oclusión y articulares.
  • Debemos informarnos del estado de salud de nuestros paciente para saber si tenemos que recetar algún tipo de fármaco antes de la colocación del implante y que tipo de medicación podría ir mejor durante el proceso de osteointegración. 

El tiempo estándar para la osteointegración del implante son tres meses. Pasado ese tiempo el implante y el hueso quedan totalmente unidos, dándonos la funcionalidad que necesitamos.

Una vez realizada la fase de colocación del implante y el posterior tiempo de espera para la osteointegración, podremos proceder a la colocación de la corona o parte visible de nuestro nuevo diente, sobre el implante. Este tratamiento dental es capaz de devolvernos la función masticatoria, la conservación de hueso en la zona y la estética.

Tras el tratamiento debemos conocer la importancia de las revisiones y mantenimientos del implante, tal y como si de un diente se tratase.

Te esperamos en Clínica Dental Torroella & Martínez para aconsejarte sobre tu tratamiento.

Compartir:

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button930 185 528