Incrustaciones

¿Qué son?

Las incrustaciones son restauraciones de recubrimiento parcial del diente. Se realizan de forma indirecta, es decir, se confeccionan en el laboratorio y posteriormente son cementadas en boca por el odontólogo.

Este tipo de restauración parcial es usada generalmente en los dientes posteriores y se emplea para devolver su anatomía a los dientes con una pérdida de estructura moderada. Hoy en día son una de las alternativas que sustituyen a las típicas fundas o coronas. Su principal ventaja frente a la corona, es que la incrustación es mucho más conservadora con la estructura dental del diente. Para realizar una corona sobre un diente debemos rebajar este al menos en un 60%. En cambio, con la incrustación sólo se eliminará el tejido dental afectando, conservando todo el tejido dental sano remanente.

A continuación explicamos algunas de las ventajas que nos aportan las incrustaciones:

  • Recuperar la funcionalidad del diente afectado
  • Los materiales que solemos emplear son más resistentes que los que utilizamos en empastes convencionales
  • Podemos reproducir de una manera más exacta la anatomía del diente
  • Tiene una mayor duración en comparación a otros tratamientos alternos
  • Restauraciones estéticas

Pueden estar diseñadas por diferentes tipos de materiales. En un inicio el oro era uno de los materiales más utilizados, pero por motivos tanto económicos y principalmente estéticos ya casi no se utiliza. A día de hoy los materiales que se usan con más frecuencia son:

  1. CERÁMICA: nos aporta gran resistencia, estética y resultados duraderos en el tiempo
  2. RESINA: se utilizan principalmente resinas compuestas del tipo híbrido, ya que nos dan suficiente resistencia a las cargas oclusales, es decir a la masticación. Este tipo de restauraciones nos permiten poder modificar o repararlas en clínica en el caso que sea necesario

 

Encontramos diferentes tipos de incrustaciones en función del tipo de preparación que le hagamos al diente, como son las siguientes:

  1. INLAYS: los límites de la preparación se encuentran contenidos en el interior de la corona del diente. Se limitan a la cara oclusal o de masticación del diente.
  2. ONLAYS: los límites de la preparación pueden afectar las caras visibles de los dientes o a las que contactan con los dientes vecinos

 

PASOS QUE SE LLEVAN A CABO PARA LA COLOCACIÓN DE UNA INCRUSTACIÓN:

Primera sesión clínica

  • Primero se realizará la preparación del diente donde va a ir colocada la incrustación
  • Se tomará una impresión sobre la arcada donde se encuentra el diente a realizar la incrustación, un registro oclusal para saber la oclusión del paciente, y una impresión de la arcada antagonista para poder conseguir un ajuste adecuado
  • Se toma el color del diente, teniendo en cuenta los dientes vecinos para que haya una armonía en la boca del paciente.
  • Colocaremos un provisional para cubrir la preparación que hemos realizado anteriormente con un material provisional para así evitar problemas de sensibilidad o alteraciones en la posición, y facilitar la higiene del paciente.

En esta sesión las medidas realizadas son enviadas al laboratorio para que este realice el trabajo.

Segunda sesión clínica:

  • Retiraremos la incrustación provisional
  • Probaremos la incrustación en la boca del paciente
  • Verificaremos el ajuste, oclusión y color de la incrustación
  • Procederemos al cementado en el caso de que todo esté correcto
  • Por último ajustaremos la oclusión y puliremos

 

 

En Clínica Dental Torroella & Martínez estamos siempre innovando con los mejores tratamientos para poder ofrecer a nuestros pacientes la mejor odontología.

Compartir:

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button930 185 528