Matar el nervio de una muela

Matar el nervio de un diente es como comúnmente se conoce a realizar la endodoncia de dicha pieza dental. Esta rama de la odontología se encarga de estudiar las enfermedades de la pulpa dental o nervio del diente.

¿Qué es matar el nervio?

Los tratamientos de conductos o endodoncias son una técnica muy habitual en odontología. Millones de dientes son tratados bajo esta técnica y por consiguiente “salvados” con este tratamiento.

La endodoncia se basa en tratar el interior del diente, eliminando por completo el nervio del mismo, para así aliviar el dolor y la posible infección que se ha podido ocasionar. Este tratamiento nos ayuda a mantener nuestro diente en boca, y nos evita tener que realizar la extracción del mismo.

¿Cuándo se realiza la endodoncia?

Debemos realizar este tratamiento cuando la pulpa o lo que viene a ser lo mismo, el nervio del diente, se encuentre afectado o comprometido. Estos casos son cuando hay caries profundas, traumatismos, lesiones combinadas endo-periodontales, casos de desgaste dental o en casos de rehabilitación oral que necesitamos rebajar el tamaño del diente.

No siempre que tengamos que realizar una endodoncia el diente va a presentar dolor previo, de hecho, podemos presentar dolor constante, intermitente o ausencia de dolor.

Otros signos o síntomas que reflejan que debemos realizar este tratamiento son el cambio de coloración en el diente, volviéndose más oscuro, o la posible aparición de flemón o fístula a nivel de la encía.

¿Cómo se detecta que tengo que matarme el nervio?

Muchas veces los signos y síntomas que presenta el paciente son los que determinan la necesidad o no de tratamiento, pero es necesario realizar unas pruebas complementarias para cerciorarnos.

El uso de radiografías nos permite observar si la caries que tenemos llega al nervio, o si existe presencia de quiste o infección en las raíces del diente. Así mismo, se usan otras pruebas como son el uso de un spray de frío para ver si el diente presenta sensibilidad o no.

En casos más complicados puede ser necesario realizar una radiografía en 3D de ese diente para observar con más detalle de donde proviene la lesión.

¿Son más frágiles los dientes tras el tratamiento de conductos?

Para evitar que los dientes endodonciados se vuelvan más frágiles, se debe hacer una correcta reconstrucción de los mismos tras haber realizado el tratamiento de conductos. Los casos en los que el diente queda más frágil son aquellos que han presentado una caries muy extensa previamente, por esto tiene mucha importancia realizar el tipo de reconstrucción que te aconseje tu dentista. Existen casos en los que sólo es necesario realizar un correcto empaste dental o reconstrucción, pero hay otros en los que se aconseja realizar una incrustación o una corona.

Si tienes dudas sobre una endodoncia antigua que tengas o si crees que es posible que tengas que realizarte una, acude a realizarte una valoración gratuita en la Clínica Dental Torroella & Martínez. Disponemos de los mejores especialistas y de la última tecnología para ofrecerte un servicio de calidad.

 

Compartir:

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button930 185 528