Muelas del Juicio

Muelas del Juicio
5 (100%) 3 vote[s]

Las muelas del juicio son como se conocen comúnmente a los terceros molares. Otro nombre que se les da a las muelas posicionadas en el último lugar en la boca es el de cordales. Por tanto, con todas estas acepciones se conoce a las muelas del juicio.

Los terceros molares pueden haberse desarrollado o no. Hoy en día, debido a la evolución del ser humano, son muelas que algunas personas no desarrollan debido a que generalmente no son usadas, y por lo tanto, nunca estarán presentes en la cavidad oral de la persona.

Lo habitual es presentar cuatro muelas del juicio, dos superiores y dos inferiores, pero como hemos comentado anteriormente, algunas personas no desarrollan todas, solo algunas o ninguna de estas cuatro.

Las muelas del juicio pueden estar presentes en boca de diferentes maneras:

  • Erupcionadas: son aquellas que han conseguido tener un espacio en la boca para situarse junto al resto
  • Sobreerupcionadas: son aquellas que por falta del desarrollo del antagonista o por pérdida temprana de este, están en boca pero más erupcionadas que el resto. Podemos decir de ellas que están descolgadas.
  • Retenidas: se trata de esas últimas muelas que no tienen espacio suficiente para desarrollarse y se quedan retenidas dentro del hueso o de la encía
  • Sin erupcionar: tienen el espacio adecuado para erupcionar pero aún no lo han hecho

¿Cuándo salen los cordales?

Estas muelas son las últimas en desarrollarse. Por lo general, suele comenzar su erupción al final de la adolescencia, aunque algunas se desarrollan más tarde o nunca salen y se quedan retenidas dentro del hueso maxilar.

¿Por qué duelen las muelas del juicio?

El propio hecho de la erupción de un diente molesta, de la misma manera que nos molesta la erupción de los dientes temporales o de leche cuando somos pequeños. En algunas ocasiones, cuando existe falta de espacio o el cordal está presionando contra la muela delantera, se puede ocasionar una inflamación, e incluso infección, que le ocasiona más problemas al paciente.

Signos y síntomas que nos pueden dar los terceros molares:

  • Inflamación de las encías
  • Molestias al comer
  • Dolor en la mandíbula
  • Dificultad para abrir la boca
  • Mal aliento
  • Sabor desagradable
  • Presencia de flemones
  • Sensibilidad
  • Cúmulo de placa y de comida, lo que puede conllevar al desarrollo de caries en la muela del juicio y en la muela vecina

¿Hay que tener alguna consideración especial a la hora de la extracción?

En el caso de los molares inferiores, el odontólogo especialista debe ver en qué relación está la muela del juicio con el nervio que inerva la mandíbula. En estos casos, a veces puede ser necesario realizar un TAC dental para observar la posición de la muela en tres dimensiones. Esta radiografía nos ayuda a tener una mayor precisión en nuestra extracción y a prevenir posibles complicaciones, ya que nos permite saber si existe algún riesgo a la hora de realizar la exodoncia.

De manera general se deben tener en cuenta las estructuras vecinas, tanto dientes, como tejidos blandos para evitar lesionarlos.

 

Si tienes dudas, porque no sabes si debes quitarte o no las muelas del juicio, acude a la Clínica Dental Torroella & Martínez y pide cita con nuestro especialista en cirugía oral, para que te haga un diagnóstico personalizado y te explique cuál es el mejor tratamiento en tu caso.

Compartir:

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button930 185 528