Ventajas de la ortodoncia invisible frente a los brackets

Rate this post

Tener los dientes perfectos no es nada sencillo. Cientos de niños (y no tan niños) han sufrido los famosos brackets que, además de ser incómodos son poco estéticos. Por esta razón han diseñado un nuevo método de ortodoncia que no requiere de la colocación de brackets.

¿QUÉ ES LA ORTODONCIA INVISIBLE?

 

La ortodoncia invisible ya no es una novedad. Lleva más de 10 años en el mercado y ha conseguido tratar a más de tres millones de personas.  Este tratamiento emplea los llamados alineadores o férulas transparentes que se colocan sobre los dientes y progresivamente, a lo largo de los meses, acaba corrigiéndolos.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA DE LOS BRACKETS?

 

En la ortodoncia, tanto los clásicos brackets metálicos como sus distintas variedades estéticas tienen un objetivo común y éste no es otro que el de corregir los problemas de oclusión (mordida abierta, mordida cruzada, apiñamiento dental, cierre de diastemas, etc). Aun así cabe destacar las posibles diferencias que nos podemos encontrar entre la ortodoncia invisible y los brackets.

  • Invisible: La característica principal para el paciente es llevar el tratamiento de ortodoncia sin que apenas nadie lo note.
  • A medida de cada paciente: Antes de empezar el tratamiento, se realiza un estudio previo con moldes o escáner intraoral para que se fabriquen las férulas a medida de cada paciente.
  • Sin molestias: Al adaptarse a los dientes, las férulas son muy cómodas y apenas molestan como los tratamientos con brackets.
  • Removible, lavable y desechable: Los alineadores se deben quitar para comer y beber. Se deberán lavar a diario para mantener una buena higiene. A la hora de cambiar de férula a una nueva, podremos desechar la antigua.
  • Rápido y eficaz: Los tratamientos suelen durar menos tiempo que otros tipos de ortodoncia, por lo que si quieres alinear correctamente tus dientes en un tiempo más o menos corto, suele ser la mejor opción.
  • Previsible: La planificación del tratamiento del tratamiento se hace de manera 100% digital.

 

 

¿QUIÉN PUEDE USAR UNA ORTODONCIA INVISIBLE?

 

Para saber si puedes usar este tratamiento, primero deberás pasar por unas pruebas donde te realizarán unos moldes o escáner intraoral, unas fotografías y radiografías. Con estos datos se realiza el estudio por parte del ortodoncista y se explica al paciente cual es el mejor tipo de tratamiento para su caso. Generalmente está indicado para todo tipo de pacientes, aunque siempre hay ciertas limitaciones debido a algunas maloclusiones, pero en manos de un  buen conocedor de la técnica y con la colaboración y la constancia del paciente se pueden resolver más del 95% de los casos.

FASES DEL TRATAMIENTO CON ORTODONCIA INVISIBLE

  1. En la primera consulta, el especialista realizará el estudio de ortodoncia.
  2. Una vez establecido el plan de tratamiento, se podrá visualizar con el paciente un vídeo diagnóstico con el inicio, durante y final del tratamiento. El paciente dará su consentimiento y mandaremos el estudio realizado para así fabricar los primeros alineadores correctores.
  3. Una vez fabricados los alineadores, en una nueva cita se iniciará el tratamiento en sí con el cementado de ataches y la entrega de las primeras férulas.
  4. Posteriormente, se irán programando visitas para ir cambiando los alineadores y controlar la evolución.
  5. Para finalizar el tratamiento de ortodoncia invisible se deberán retirar los ataches colocados en los dientes y después de la retirada se colocaran unos retenedores especiales parecidos a los alineadores para evitar cualquier retroceso en la correcta alineación de los dientes.

Si quieres conocer más acerca de la ortodoncia invisible pide una primera visita con nosotros.

Compartir:

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button930 185 528