Pericoronaritis

¿QUÉ ES LA PERICORONARITIS?

 

La pericoronaritis es un proceso infeccioso agudo de los tejidos blandos que rodean la corona de cualquier diente en erupción, y se presenta especialmente cuando el diente está semierupcionado.

 

En el proceso de erupción, entre la encía y el diente se crea un espacio. En algunos casos, este espacio es ocupado por restos alimenticios y bacterias  que aprovechan estos espacios para su multiplicación lo que conlleva posteriormente a una posible infección. Si esta afección no es tratada adecuadamente, es posible que desencadene graves complicaciones. Además, puede que se repita hasta que la corona del diente haya erupcionado en su totalidad en la cavidad oral.

Se suele desarrollar normalmente durante la erupción de las muelas del juicio. Es cierto que pueden darse casos en niños de edad temprana a los que le está saliendo su primer molar de leche, pero no es lo más habitual. Así que generalmente se relaciona con personas que se encuentran entre los 18 y 28 años.

CAUSAS

  • Espacio insuficiente en la arcada para la erupción de la muela del juicio.
  • Inclinación e impactación contra el diente adyacente (segundo molar).
  • Encía gruesa encima del molar que se mordisquea con el antagonista.
  • Difícil higiene, ya que es el molar más alejado al cepillado.

 

SIGNOS Y SÍNTOMAS

 

La pericoronaritis se puede presentar de diferentes formas:

  1. Pericoronaritis aguda: Se caracteriza por dolores acentuados a la masticación que pueden irradiarse a la faringe o mandíbula. La palpación de la zona es dolorosa y puede sangrar a la menor presión.

La evolución de la pericoronaritis aguda es variable. Espontáneamente o bajo el efecto de un tratamiento se atenúa; los dolores desaparecen primero, y después lentamente, aparecen otros signos inflamatorios locales. Las recidivas pueden suceder hasta que la corona sea completamente liberada.

 

  1. Pericoronaritis aguda con supuración: Se manifiestan dolores más intensos que se irradian a amígdalas y oído. Aparece limitación a la apertura bucal de poca intensidad. La palpación es más dolorosa y el diente provoca la salida de una pequeña cantidad de pus.

 

  1. Pericoronaritis crónica: Puede haber ausencia de síntomas, o presentar dolores intermitentes, disminución en la apertura bucal. Mucosa inflamada, sensible y con salida de poco de material purulento.

 

Las manifestaciones clínicas comunes, independientes de su forma clínica de presentación, son:

  • Dolor punzante.
  • Tejido alrededor de la corona enrojecido.
  • La inflamación se extiende a los tejidos blandos adyacentes.
  • Amigdalitis (ganglios inflamados)
  • Puede observarse presencia de pus.
  • Dificultad a la masticación.
  • Limitación a la apertura bucal.
  • Halitosis (mal olor)
  • Disfagia (dificultad para comer)
  • Afectación del estado general (escalofrío, o fiebre)

 

TRATAMIENTO

 

Si se sufre de una pericoronaritis y se realiza el tratamiento adecuado, y a tiempo, el pronóstico normalmente será bueno para el paciente y podrá retomar su vida normal sin problemas en poco tiempo. El tratamiento de la pericoronaritis es:

  1. Diagnóstico:

Valorar la posición de la muela del juicio y el nivel de higiene del paciente. Habitualmente se realiza una radiografía panorámica para evaluar el hueso, el nervio dentario inferior, caries y/o afectación de dientes adyacentes.

  1. Tratamiento sintomático inicial:

Donde se instruye al paciente en técnicas de higiene oral alrededor de la muela del juicio. Se aplica anestesia y se limpia suavemente con ultrasonidos y curetas la encía inflamada para eliminar restos de comida y bacterias que se han introducido entre la encía y el diente. Finalmente, se limpia la zona con clorhexidina y se le prescribe antibiótico y antiinflamatorio.

  1. Extracción dental:

En ocasiones, con el tratamiento descrito anteriormente, la pericoronaritis se soluciona y la muela del juicio erupciona sin más complicaciones. Otras veces, la pericoronartitis tiende a recidivar a las pocas semanas/meses porque la malposición del molar impide una correcta higiene. En este caso se recomienda la extracción dental para prevenir una nueva aparición.

Compartir:

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button930 185 528