¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis es la fase inicial de la enfermedad de las encías o enfermedad periodontal. Es la forma más frecuente y leve de la enfermedad.

Síntomas y signos de la gingivitis

Las encías sanas deben presentar un aspecto rosado, firme y estar bien adheridas al hueso y a los dientes. En cambio, cuando presentamos gingivitis el aspecto de nuestras encías cambia.

Signos y síntomas:

  • Encías inflamadas
  • Encías sangrantes
  • Mal aliento
  • Color rojo debido a la inflamación

Lo que hace que la gingivitis sea un estadio inicial de la enfermedad de las encías es que aún no ha empezado la pérdida ósea. Cuando la pérdida ósea aparece se denomina enfermedad periodontal o periodontitis.

Causas de la gingivitis

La principal causa de la aparición de la gingivitis es una higiene bucal deficiente. Una higiene deficiente lleva a que se acumulen restos de comida y placa entre los dientes y en la superficie de los mismos. La placa bacteriana es una película blanquecina pegajosa. Si no eliminamos esta placa de forma eficiente y diaria se convierte en sarro o cálculo. El sarro es más difícil de eliminar sin ayuda de un especialista, debido a que se trata de una película de consistencia dura. La presencia constante de la placa y el sarro sobre nuestros dientes y encías, producen una irritación de las mismas que trae consigo la presencia de inflamación y sangrado. Por supuesto, la presencia continuada de las bacterias en boca puede llevar a un mayor desarrollo de la caries dental.

Existen factores de riesgo que ayudan  a que la gingivitis se desarrolle más deprisa:

  • Fumar
  • Genética
  • Boca Seca
  • Restauraciones o empastes dentales desajustados
  • Enfermedades sistémicas
  • Ingesta de determinados medicamentos
  • Mala alineación dental
  • Mala alimentación

¿Cómo prevenir el sangrado de las encías?

Hay tres puntos clave que nos ayudarán a cuidar de nuestras encías:

  • Realizar una higiene dental eficiente. Debemos cepillarnos los dientes 2 o 3 veces al día, al menos durante 2 minutos. El cepillado debe ser adecuando, con el uso de una buena pasta dental y combinado con el uso de hilo dental y enjuague bucal.
  • Debemos realizar prácticas saludables. Debemos evitar el consumo de tabaco, así como la ingesta de alimentos ultraprocesados y azucarados.
  • Para completar los tres puntos de la prevención, debemos acudir a revisiones periódicas con el dentista y realizar una higiene dental al menos una vez al año.

Te ayudamos a prevenir la gingivitis. No dudes en venir a visitarnos a la Clínica Dental Torroella & Martínez.

Compartir:

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button930 185 528